Humor

Los 10 Peores Compañeros de Viaje

1. El que te trata como su psicólogo. Casi no ha acabado de sentarse y ya te empieza a explicar su vida entera. Aunque no te conozca de nada, tiene predilección por contar sus problemas más bizarros a los que uno no sabe qué cara poner. En realidad no quiere respuesta ni opinión sólo ser escuchado durante horas. Aunque evites el contacto visual seguirá hablándote. Resígnate. 

2. El lactante llorón. Todo el mundo da por hecho que hay que encariñarse con los bebés propios o ajenos… pero si han tenido un vuelo transoceánico o un largo recorrido en bus al lado de un recién nacido llorón. reconozcan que han sentido de todo menos amor.

bebe llorando

3. El melómano de mal gusto. Existe la versión agresiva, el que sin pudor alguno deleita a todos los pasajeros con la música de su celular (99’9% de posibilidades de que detestes sus gustos musicales) y la versión light que se pone sus audífonos pero a un volumen tan alto que parecen amplificadores. Un misterio cómo no le sangran los tímpanos al llegar a destino.

4. El que habla por el celular a gritos. Será que quiere que todo el mundo se entere de su conversación o que ignora que por mucho que grite el del otro lado de la línea no lo escuchará mejor.

gritando celular 2

 

5. El niño de bofetada. No para quieto durante las 6 horas de viaje. Grita, llora, le duele esto o lo otro, pregunta 3 veces por segundo si falta mucho para llegar, da patadas al asiento de enfrente y pone su consola portátil a todo volumen. Sus padres parece que han dimitido de sus responsabilidades parentales.



6. El que llega siempre tarde. En el momento de partir, en cualquier parada técnica o si toca cruzar una frontera, siempre aparece el despistado que se entretiene en quién sabe qué y toca esperarlo. Cuando sube pone cara de inocente incauto ante las miradas acusatorias de todo el pasaje.

7. El que ronca. Si es un trayecto diurno aún se soporta, pero si tienes toda una noche de trayecto por delante con el roncador al lado prepárate para un noche de pesadilla. Pagarías todos tus ahorros a cambio de un par de estos: 

tapones oidos 2

8. Basura-man. Esta persona parece haber recopilado durante semanas grandes cantidades de papeles, envases y envoltorios para dedicarse a botarlos a un radio de 5 metros a la redonda. 

9. El cariñoso. Aprovecha tu hombro o tus muslos para apoyar su soñolienta cabecita y su cuerpo busca más y más contacto con el tuyo. Si esta situación ya puede ser incómoda con un conocido, ni te cuento con un señor barbudo que no te dio ni las buenas tardes al sentarse.

10. El corpulento expansivo. Los tamaños de los asientos están diseñados para culos tamaño estándar. Esto significa que si tu compañero de asiento tiene unas proporciones excepcionales, inevitablemente robará parte de tu espacio vital.

gordo asiento ok


¡Si te interesó este artículo regálanos un “Me Gusta” en nuestra página de Facebook o síguenos en Twitter o Instagram

images     twitter_siguenos  .

Comentarios

Previous ArticleNext Article
Periodista que se aburrió de estar sentado en una redacción obligado a escribir sobre asuntos que no interesaban a nadie. Renunció y dedicó un año entero a su pasión: viajar. A su vuelta, decidió especializarse en contenidos sobre turismo y aventuras. Y este es el resultado. Contacto: eduardo@voyhoy.com