Noticias

Salva a un perro con la máscara de oxígeno del avión

Un perro salvó la vida por el simple hecho de que un asistente de vuelo acertara en diagnosticar que padecía falta de oxígeno. Tras unos minutos con la máscara puesta, esta curiosa historia tuvo un final feliz

El perro empieza a sentirse mal en el avión

La dueña de un pequeño perro bulldog francés empezó a notar que su perro se sentía preocupantemente mal. Parecía tener serias complicaciones respiratorias cuando el avión se encontraba a unos10.000 metros de altura en un vuelo de la compañía Jetblue que cubría la ruta entre Orlando (Florida) y Worcester (Massachusetts). Al ver que la lengua del perro empezaba a ponerse azul y el animal luchaba por sostenerse en pie, llamó de inmediato al personal de cabina para que le ofrecieran ayuda. Y es que los animales también son susceptibles a los cambios de presión y concretamente, la raza bulldog tiene problemas respiratorios de forma habitual.

El personal de cabina actúa: máscara de oxígeno al perro

La casualidad quiso que el asistente de cabina que la atendió también tuviera esa misma raza de perro y supo como actuar. El perro definitivamente padecía de hipoxia, lo que es falta de oxígeno en la sangre, algo que si no es tratado a tiempo puede comportar incluso en la muerte. Según declaró luego el tripulante, «Decidí que teníamos que considerar usar la máscara de oxígeno en el animal, así que le conté al capitán lo que sucedía y solicité su permiso». Tras recibir el visto bueno de su comandante, el tripulante procedió a colocarle la máscara de oxígeno a la mascota.

El perro se recupera ¡final feliz!

El bulldog francés empezaba a desmayarse cuando la tripulación actuó. «Coloqué la máscara sobre su cara y después de unos minutos volvió a mostrarse alerta. Al poco tiempo ya no quería usarla más. Empezó a actuar con normalidad». Según declaró la dueña, «creo que la tripulación le salvó la vida, algunos pueden pensar que por ser la de una mascota no vale lo mismo, pero para mi no es así».

Comentarios

Previous ArticleNext Article
Periodista que se aburrió de estar sentado en una redacción obligado a escribir sobre asuntos que no interesaban a nadie. Renunció y dedicó un año entero a su pasión: viajar. A su vuelta, decidió especializarse en contenidos sobre turismo y aventuras. Y este es el resultado. Contacto: eduardo@voyhoy.com